Carta a la presidenta del Consejo General de Colegios de Educadoras y Educadores Sociales

Estimada presidenta, apreciada Lourdes,


Te escribo personalmente para transmitirte la sorpresa que nos produce como profesionales que compartimos una misma raíz científica – la pedagogía- la política que desde la organización profesional de la educación social se está llevando con, precisamente, los profesionales de nuestra raíz común, es decir, la pedagogía.

Desde un buen principio, todos los colegios oficiales de pedagogía y psicopedagogía y por ende este Consejo, ha entendido, como creo que estarás de acuerdo, que el ámbito social necesita de profesionales muy bien formados y mejor valorados. Pero la complejidad del área profesional de la que hablamos, convendrás, que es compleja y variada. Y esta es la razón por la cual es necesaria la intervención de diferentes profesionales de distintas disciplinas. Y así, desde este Consejo, lo hemos entendido y defendido, como era vuestro parecer no hace mucho tiempo. Sin embargo, y para nuestra sorpresa, observamos que vuestra política ha virado muchos grados, tantos como poco, olvidar el origen científico y técnico de la educación social y de nuestros colegiados, magníficos profesionales todos ellos. Y digo como poco porque se ha llegado a recurrir judicialmente, aunque sin éxito, nuestra inclusión en diferentes concursos de empleo público de servicios sociales por parte de algún colegio oficial de educadores sociales que además defendían vuestra incorporación.

Es de agradecer las muestras de apoyo que nuestros profesionales reciben de los compañeros de la educación social. Esos compañeros que, diariamente, trabajan juntos con el objetivo final de cumplir con los difíciles objetivos marcados. Y me resulta muy gratificante que, incluso, via redes sociales o directamente al consejo, leer las muestras de apoyo que, educadoras y educadores sociales me hacen llegan expresándome la necesaria intervención de nuestros colegiados.

Hace unos días, tuve la oportunidad de leer vuestro documento POR LA REGULARIZACIÓN DE LAS PROFESIONES DE SS, donde, incomprensiblemente, ni tan siquiera nombráis a la pedagogía, lo que supongo que será un error y que apoyaréis una VERDADERA REGULARIZACIÓN DE LAS PROFESIONES DE LA INTERVENCIÓN SOCIAL donde la pedagogía esté presente en igualdad de condiciones de manera inclusiva y trabajando conjuntamente con otras disciplinas como siempre y como no podía ser de otra manera.

En definitiva, apreciada Lourdes, estoy seguro, convencido, que todo se trata de un error y que en todas las CCAA los Colegios Oficiales de Educadores y Educadoras Sociales defenderán la presencia profesional de la pedagogía como un elemento más de profesionalidad y equipos multidisciplinares.

Sin más, desearte lo mejor en este año, con afecto

Enrique Castillejo y Gómez

Presidente del Consejo General de
Colegios Oficiales de Pedagogos y Psicopedagogos

+ posts

Un comentario

  1. ELENA ROLDÁN ALONSO dice:

    Cuanto sentido común se percibe en la carta.

    Como educadora que lleva ejerciendo más de 20 años en este ámbito, me entristece ver el exclusivismo en el que se protegen profesionales que, aun con poco tiempo en la profesión, pretenden dejar de lado y anular las aportaciones y conocimientos que otros profesionales de carreras afines, como la pedagogía, llevan proporcionando desde hace años. Muchos más que los que tiene la titulación de educación social.

    Además, es absurdo y ridículo pensar que son tan autosuficientes como para no contar con el conocimiento y experiencia de miles de profesionales titulados por otras carreras afines a la educación. Esta jactancia demuestra lo poco que conocen el espacio en el que se desarrollan las acciones educativas en el ámbito social y me atrevo a decir que, hasta pondría en riesgo el funcionamiento de sistema si solo se apoyara y se nutriera con profesionales exclusivos de la titulación de educación social.

    Efectivamente, muchos educadores sociales llegados a las instituciones y servicios de atención social necesitan del acompañamiento y solidaridad de pedagogos, psicólogos, trabajadores sociales, maestros y un sinfín de personas sin tanta carrera, pero con más humildad, realizan una encomiable función en este ámbito tan unido: el ámbito socioeducativo.

    febrero 9, 2022
    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.